Remedios caseros para acabar con la eyaculación Precoz

En la lista de tratamientos más efectivos para tratar el problema de la eyaculación precoz encontramos la que fue descubierta en los 50’s de la mano del urólogo James Semans, tratamiento que se basa en prolongar el acto reflejo neuromuscular durante la eyaculación. Por medio de esto se estimula el pene una vez erecto hasta que se experimente una sensación irrefrenable de eyacular, momento en el cual se detiene la estimulación para bajar este reflejo.

A continuación se repite este acto hasta que el estimulo pre-orgásmico se haga presente otra vez, momento en que se detiene. Hasta nuestros días esta es una de las técnicas más eficaces, por lo cual muchos doctores la recomiendan con ciertas modificaciones, pero en su base es absolutamente lo mismo, estimular y luego detenerse para frenar el impulso eyaculador. Lo que con el paso del tiempo permite controlar este reflejo que hasta ahora era incontrolable.

Técnicas para controlar la eyaculación precoz masculina

Ejercitar la parte del auto control y la psicología propia es un paso muy importante para conseguir un placentero encuentro sexual. Es por eso que siempre se dice que es una enfermedad tanto física como mental y acá es donde su compañera sexual puede ayudarlo, ya que muchas de las técnicas usadas en el tratamiento se practican en pareja en un lapso cercano a los 6 meses.

Nunca olvide que al tratamiento físico debe darle un apoyo psicológico ya que es una gran influencia en este problema. No traiga a su mente pensamientos de que algo le sucederá previamente, enfóquese en disfrutar el momento y de no poder solucionar su propia actitud no tema en consultar a un especialista quien ayudará a dejar atrás sus malos recuerdos y disfrutará de ahora en más si pensar en el problema que lo aquejó.

Una de las técnicas más conocidas para ayudar en el problema de la eyaculación precoz se basa en los ejercicios de Kegel, que fortalecen los músculos de la pelvis y logran mejorar la función tanto de la uretra y el esfínter como del recto.Conseguir buenos resultados con esta técnica dependerá de la forma y de la ejercitación permanente y regular.

En nuestros días, los ejercicios Kegel se usan para lograr tonificar y estimular los músculos relacionados con la función sexual, incluso son usados durante el parto y para ayudar en el tratamiento de las hemorroides. Para la mayoría de las personas es muy difícil diferenciar y aislar los músculos pélvicos y es debido a esto que se le tiene que dedicar el tiempo necesario para lograr contraerlos de la manera adecuada. Para esto tenemos 2 tipos de ejercitarse:

La manera lenta: Es cuando se contrae el musculo y se mantiene así por 5 segundos, luego lo relajamos muy despacio. Esto se debe hacer cerca de 10 veces de manera seguida. En un principio, poder tener el musculo contraído se hace algo complicado, pero luego con la práctica se puede controlar de forma sencilla y se consigue mantener la contracción el tiempo que se quiera y sin mayor trabajo.

La manera rápida es cuando tratamos de contraer y relajar los músculos de forma persistente y tan rápida como podamos. Sin embargo siempre se recomienda partir con una serie de 3 a 4 veces al día e ir en aumento hasta llegar a las 50.

Hacer una pausa durante el ejercicio es algo que se recomienda, contraer lentamente los músculos hacia el interior tan fuerte como pueda, aguantar la tensión por 5 segundos como mínimo y a continuación relajarlos a los 10 segundos. Es necesario repetir esto 10 veces por día, idealmente durante la tarde y noche.
Podrá aumentar estas sesiones progresivamente a 15 contracciones y podrán ser unas rápidas como otras más lentas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *