10 consejos para mantener la línea en vacaciones

dieta en vacacionesSi eres un viajero empedernido y te gusta mantener tu línea, tenemos unos consejos que te vendrán genial para mantener la línea en tus viajes. Seguir una dieta es siempre más fácil cuando tienes un control completo sobre la cocina.

Pero cuando te vas de vacaciones la cosa se complica, solemos comer en restaurantes o comida rápida no demasiado sana. Y que te vayas de vacaciones no significa que tu dieta también se vaya.

Aunque es posible que tengas que hacer algunas modificaciones, hay muchas maneras de mantener las calorías bajo control mientras estás fuera de casa, y te damos unos consejos para que puedas seguir manteniendo tu dieta allá dónde viajes. Si te entra hambre entre horas nada mejor que estos aperitivos saludables para merendar.

Investiga antes de salir de casa

Muchos restaurantes de cadenas ofrecen información del menú en su página web, puedes incluso encontrar el contenido de calorías para algunos platos. Toma nota de los restaurantes que encajan con tu dieta para visitarlos a la hora de comer cuando estés allí. Algunos restaurantes además tienen platos de dieta marcados específicamente en el menú. Haz una lista de los restaurantes sanos que más te gusten.

Llena tu maleta de comida sana

LLena tu maleta de barras energéticas y otros refrigerios saludables. Si vas en coche, puedes llevar contigo frutas y otros artículos bajos en calorías para el viaje en coche y ayudar a evitar la tentación de los productos grasos de las gasolineras.

Ten cuidado con las ensaladas

Las ensaladas pueden ser una buena alternativa baja en calorías, pero hay ensaladas y ensaladas, cuidado con los ingredientes que añaden a las ensaladas, que pueden tener una considerable cantidad de calorías y grasas. El pollo empanado y frito (a menudo llamado “crujiente”) tiene muchas más calorías que el pollo a la plancha. Otros alimentos a evitar incluyen aderezos altos en grasa (como algunos tipos de queso o el bacón).

Si tienes un supermercado cercano al hotel será perfecto para el almuerzo.

Pásate por el super para tener un desayuno saludable con una selección de frutas, yogur y otros artículos saludables para no tirar al traste tu dieta. Ten en cuenta que en la mayoría de países europeos el desayuno es la comida más importante del día y la más grasienta también.

Opta por carnes a la brasa o a la plancha, marisco o verduras, en vez de frita.

Ten cuidado con las salsas: salsa blanca, o cualquier cosa descrita como “cremoso” suele ser a menudo mucho más graso que una salsa de tomate o salsa marinara.

Escoge bebidas sin calorías

Pide refrescos light, té helado sin azúcar o incluso un vaso de agua helada con limón. Sustituye esas calorías de más de los refrescos con azúcar por otra parte de la comida, seguro que lo disfrutas más.

En algunos restaurantes las porciones son gigantes y excesivas para una sola persona.

Hay varios métodos para reducir el tamaño de la porciones: puedes pedir un aperitivo en sustitución del plato principal, o también compartir el plato principal con tu pareja o amigo. No comas hasta hartarte, come bien y llévate lo que te sobre a casa en un tupper, hoy en día es muy común y lo practican casi todos los restaurantes.

Cuidado con las bebidas alcohólicas

Lo normal cuando estás de vacaciones o de viaje es beber más de lo normal, pero hay que ir con cuidado y no pasarse. Investiga las calorías de las bebidas que más te gustan y escoge las más saludables para tu plan de dieta vacacional.

Busca oportunidades para caminar y hacer ejercicio.

Puedes optar por un recorrido a pie en lugar de el autobús o el metro. Levántate temprano y explora la ciudad en la que te encuentras a pie, podrás ver la ciudad desde otra perspectiva, disfrutar del ambiente y además perder unas calorías.

Después de todo, estas de vacaciones.

Puedes permitirte una o dos comidas pasando por alto tu dieta y disfrutar de lo que quieras. Piensa en ello como una recompensa por cumplir tu dieta durante el viaje.

Espero que te sirvan de ayuda alguno de estos consejos y los pongas en práctica. Buen viaje, y recuerda que mantener la línea, además de cuestión de dieta es pensar en ti mismo, y estar contento en todo momento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *